Día 1 de la X Universidad de Verano de Anticapitalistas

Lxs que me conocéis, sabéis que tras mi periplo viviendo la mentira de este MatrixCapitalismo en el que subsistimos, y tras comprobar que desde dentro es muy difícil cambiar las cosas, siendo necesario políticas rupturistas para cambiar la situación, los interrogantes e incertidumbres, en parte debido a mi escasa base militante y activista y en parte a mi falta de conocimiento, son constantes en mi pensamiento político.

Por eso, considero tan importantes y enriquecedores espacios de reflexión, debate y formación como el de la Universidad de Verano de Izquierda Unida que se celebra a mediados de Septiembre, o como el que se celebra esta semana y que cumple su décimo aniversario: La Universidad de Verano de Anticapitalistas.

De los días 27 de agosto a 1 de septiembre se celebra en San Ildefonso (Segovia) la X Universidad de Verano de Anticapitalistas de la que os iremos informando diariamente con artículos en el blog y de la que realizaremos un programa especial de El Día que Pasó PODCAST el próximo domingo.

Ayer se celebró la sesión de apertura con una Asamblea abierta que resulto de lo más interesante. Abrió la misma Brais Fernández quien habló de algunos rasgos generales de la situación política a nivel internacional.

Brais comentó que se presiente una aceleración del proceso de crisis del capitalismo a nivel global que tiene unos factores determinantes:

  • Por una parte, el factor de la crisis ecosocial, ecológica, que introduce una temporalidad nueva en la escala de la crisis como nunca se había visto en la historia.
  • Estamos viviendo un gran movimiento a nivel mundial de reconfiguración del capitalismo. El centro neurálgico se centraba en Estados Unidos y Europa y ahora se está desviando también a China. Se viene una lucha, de momento económica por la hegemonía mundial entre Estados Unidos y China con Europa haciendo un poco el papel de comparsa.
  • Desde 2008 hemos vivido una serie de revueltas sociales que últimamente ha sufrido una cierta reactivación de este modelo de revuelta (Nicaragua, Sudán, Hong Kong…). Ante estas revueltas existe una izquierda conservadora que critica estas revueltas (como por ejemplo cuando se criticaba el 15M) y otra izquierda que participa de manera activa, redinamizándose así la política extraparlamentaria.
  • Existe un auge de la extrema derecha en determinados países como Alemania, Francia o Italia que van acompañados de una crisis profunda del movimiento obrero. La social-democracia ha demostrado ser incapaz de parar ese auge de la ultraderecha.
Brais Fernández

A continuación, intervino Raúl Camargo quien aterrizó el discurso en la política española.

Evidentemente la situación está marcada por los recientes procesos electorales muy concentrados en el tiempo y que han terminado con resultados dispares pero sobre todo con una gran decepción por parte de los que hicieron una apuesta por construir una izquierda que supusiera una alternativa al sistema actual fundamentado en el régimen del 78. Estamos en una situación en la que hay que volver a sentarse y seguramente reconfigurar todos los marcos actuales de la izquierda a nivel estatal.

Debemos pasar a un proceso de acumulación de fuerzas a nivel social. Hay que hacer balance de cómo en un momento en el que la derecha se ha visto salpicada de continuos escándalos y casos de corrupción el PP, no se han derivado votos hacia la abstención sino que se han retroalimentado entre las tres derechas. Según Raúl Camargo, hay que preguntarse cómo desde las izquierdas no hemos sido capaces de derrotar electoralmente a estas derechas.

Por otro lado, el PSOE, que es verdad que ha ganado las elecciones, no es el gran aliado para realizar políticas rupturistas desde la izquierda. Se ha demostrado históricamente que el partido socialista ha fagotizado a las fuerzas minoritarias de izquierda que le han apoyado en diferentes gobiernos. Este es, a juicio de Raúl, el gran error de Podemos. Generar unas expectativas de que en coalición de gobierno con el PSOE se podrían conseguir cambios verdaderamente rupturistas a nivel ecologista, de igualdad, de relaciones laborales… Y es que los socialistas, ni siquiera rebajando las pretensiones iniciales, nos quiere en el gobierno.

Ante este contexto, desde Anticapitalistas apuestan por recuperar ese proceso constituyente del 15 M, por rebobinar y comenzar de nuevo teniendo claro que no valen los atajos, que no valen tampoco las imposiciones por parte de una dirección al bloque del cambio, a la diversidad de opiniones… Hay que retomar esta perspectiva, apostando por la unidad desde bases pluralistas, conectando de nuevo con los movimientos sociales, con la juventud movilizada ante la crisis climática… y abandonando la táctica diabólica de que el partido socialista es el aliado ideal para el cambio.

Raúl Camargo

Por último, Laia Facet, planteó algunos ejes fundamentales en la política del movimiento social y de las apuestas de intervención concreta que se realizan desde Anticapitalistas.

¿Cómo sobreponerse del pesimismo actual de la izquierda rupturista? Hay una serie de movimientos sociales que pueden ser la base de ese ansiado proceso constituyente y que nos pueden ir permitiendo no renunciar a ese horizonte (fuerzas renovadas del movimiento feminista, movimiento ecologista, movimiento por la vivienda, antirracista…)

Todos estos movimientos renovados están imponiendo nuevas tareas como puede ser el reflexionar cómo ir madurando organizativamente las distintas experiencias que están encima de la mesa como ya se consiguió con el movimiento feminista o parece que se va a conseguir en septiembre el día de la Huelga por el Clima con el movimiento ante la crisis climática.

Otra de las tareas puede ser cómo ir profundizando y radicalizando las peleas concretas a nivel político. Dos ejemplos:

  • El movimiento de la vivienda, en concreto, el sindicato de inquilinas que no ha comprado las medidas insuficientes aportadas por el PSOE o el trabajo de base que se ha ido realizando a nivel de barrios.
  • El movimiento feminista que fue capaz de oponerse ante las insuficiencias del Pacto de Estado. Además ha sido vanguardia en la pelea contra la ultraderecha.
Laia Facet

Por último, destacar el alto número de intervenciones por parte de lxs asistentes y la gran calidad de las mismas, que aportaron al debate una visión territorial de algunas de las delegaciones representadas.

En definitiva, comienzo prometedor de la X Universidad de Anticapitalistas de la que esperamos se salga con una línea clara y estimulante de trabajo a nivel de instituciones pero, sobre todo, a nivel de movimientos sociales y de potenciación de la política extrainstitucional.

Hoy más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: