Manifestación de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP)

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP) ha organizado este domingo una nueva manifestación que ha ido de Callao a Sol pasando por Gran Vía y Alcalá.

En esta ocasión denuncian esperas de hasta 6 horas en las urgencias domiciliarias los fines de semana por falta de coches médicos, condiciones indignas en las consultas, esperas de horas en atención o traslado por ambulancia, sobrecarga laboral a la que están sometidxs lxs trabajadorxs lo que perjudica gravemente la atención a lxs ciudadanxs, disminuyendo la calidad asistencial.

Desde MEDSAP exigen por tanto:

1.- Financiación suficiente para atender sin riesgo a 7 millones de personas de nuestra Comunidad de Madrid

2.- Aumento de recursos humanos y técnicos

3.- Compromiso ejemplar de Consejería de Sanidad y responsables del Summa 112

4.- Eliminación inmediata de demoras inasumibles

5.- Humanización de los servicios para pacientes y trabajadores

En definitiva, que el Consejero, gerente y asesores trabajen de una vez como les corresponde de cara a garantizar la salud y la vida de la ciudadanía, no para mercantilizarlas que es para lo que se han “subido tendenciosamente al carro institucional”.

Carmen Esbrí, portavoz de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, MEDSAP – Marea Blanca nos comenta que “hoy estamos defendiendo los servicios extrahospitalarios de urgencias y emergencias que son un complemento necesario para que la vida de las personas no esté en peligro y que se usan en momentos clave. Actualmente están descapitalizados y deshumanizados y mal gestionado lo que nos ha llevado a tener que hacer esta Marea en apoyo también de los trabajadores que lo vienen denunciando desde hace tiempo”

En palabras de Carmen, esta situación “afecta a pacientes porque pueden morirse en el camino por muchas cuestiones y afecta a los trabajadores porque están en una tensión permanente de querer dar el servicio adecuado y no poder porque han diezmado los medios y, además, está todo desorganizado”.
Al igual que en ocasiones anteriores, al acto ha asistido la diputada de la Asamblea de Madrid, Vanesa Lillo quien siempre ha apoyado a la Marea Blanca y hoy la hemos visto hablando con los diferentes colectivos de afectadxs.

Al llegar a Sol se ha leído un manifiesto con las denuncias y exigencias al Consejero de Sanidad ante este caos organizativo que da lugar a una cadena de negligencias graves. Y es que ¡Esperas de URGENCIAS y EMERGENCIAS matan!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: